viernes, 26 de junio de 2015

Las Hermosas Muertes de la Quinta Temporada

"Game of Thrones", la serie de HBO basada en los libros "Canción de Hielo y Fuego" de George RR Martin, ha derivado en varios proyectos artísticos interesantes, algunos auspiciados por la propia productora. Uno de ellos es "Beautiful Death" del artista gráfico Robert Ball, quien ha diseñado un afiche por cada episodio de la serie, inspirado en las muertes más llamativas e impactantes. La quinta temporada, llena de muertes terribles y momentos controvertidos, no ha sido la excepción. He aquí los 10 afiches correspondientes a esta última temporada recién terminada.

martes, 23 de junio de 2015

Un Gran Dilema Evolutivo

Hace 22 años. el afamado director Steven Spielberg llevó a la gran pantalla la novela de ciencia ficción de Michael Crichton, "Jurassic Park", creando una verdadera fiebre por los dinosaurios. Aquella historia narraba el proyecto del multimillonario John Hammond (Richard Attenborough), fundador de la empresa de biotecnología InGen, por clonar de vuelta a los dinosaurios mediante ingeniería genética y manipulación de ADN encontrado en mosquitos encerrados en ámbar. El plan de Hammond era crear un parque temático ubicado en la Isla Nublar, en el Pacífico de Costa Rica. Pero todo el proyecto terminó en desastre cuando se produjo una falla en la seguridad debido al sabotaje, y varios de los principales depredadores de la isla se dan un festín con las personas. El éxito de taquilla de "Jurassic Park" llevó a la creación de dos secuelas: "The Lost World: Jurassic Park" en 1997 y "Jurassic Park III" en 2001, protagonizadas respectivamente por dos de los personajes principales de la primera entrega, el Dr. Ian Malcolm (Jeff Goldblum) y el Dr. Alan Grant (Sam Neill). Estas secuelas no fueron tan exitosas como la original e incluso recibieron críticas negativas, especialmente la última. Esto llevó a que la idea de continuar la franquicia tuviese dificultades que alargaron la pre-producción de una cuarta entrega durante años, mientras diversos guiones eran desechados y varios proyectos quedaban en nada.

Es por ello que el anuncio de la realización de "Jurassic World" resultó una gran sorpresa para los fanáticos, los cuales tenían grandes expectativas en la producción. Dirigida por Colin Trevorrow, la cinta busca seguir la continuidad de sus predecesoras, aunque en la práctica se dan muchas referencias a "Jurassic Park" pero no a sus secuelas. Por ejemplo, llama la atención que no se menciona la Isla Sorna, la otra gran isla del archipiélago al que pertenece Nublar y donde también hay dinosaurios sueltos.


"Jurassic World" ocurre veinte años después de la película original. Durante ese lapso, InGen fue absorbida por la Corporación Masrani, dirigida por Simon Masrani (Irrfan Khan), un excéntrico industrial multimillonario que ve al difunto John Hammond como su maestro. Decidido a continuar el sueño de su mentor, Masrani utiliza la más avanzada tecnología para retomar la Isla Nublar y construir allí un nuevo parque mucho más grande y seguro. Para cuando comienza la historia, el parque Jurassic World ya tiene diez años de estar operando de manera segura, recibiendo a miles de visitantes al año. Entre ellos están los hermanos Zach y Grey Mitchell (Nick Robinson y Ty Simpkins), quienes son enviados de vacaciones por sus padres para que no se den cuenta que se están divorciando. Los chicos son sobrinos de Claire Dearing (Bryce Dallas Howard), directora de operaciones del parque, quien está más preocupada en cómo lograr atraer nuevos visitantes en una era donde la "desextinción" ya no maravilla a los más jóvenes. La respuesta de Masrani e InGen es la creación de un dinosaurio totalmente nuevo: un híbrido que nunca ha existido, diseñado en los laboratorios por el genetista en jefe, el Doctor Henry Wu (BD Wong), quien fue la mano derecha del propio Hammond en el parque original. Este nuevo dinosaurio recibe el nombre de Indominus Rex y resulta ser un depredador formidable e inteligente. Claro que no todos creen que aquello sea buena idea. Entre quienes alzan su voz de descontento destaca Owen Grady (Chris Pratt), un antiguo marine que trabaja en el parque entrenando y dirigiendo un programa de investigación sobre velocirraptores. Cuando Claire lleva a Owen a revisar la seguridad del área de contención del Indominus, descubren que este es más inteligente y feroz de lo que creían, lo que pondrá en grave peligro al parque y a las miles de personas en él.


El elenco lo completan Vincent D´Onofrio como el belicoso jefe de seguridad de InGen, Vic Hoskins; Omar Sy como Barry, un domador de velocirraptores amigo de Owen; Jake Johnson como Lowery Cruthers, un operador de los sistemas del parque; Lauren Lapkus como Vivian, una de las empleadas en el cuarto de control; y Katie McGrath como Zara Young, la despistada asistente personal de Claire.

Como era de esperarse (y en realidad muchos lo esperábamos con ansias), los dinosaurios son los grandes protagonistas en "Jurassic World". Colin Trevorrow tomó la atinada decisión de volver al uso de animatrónicos para muchas de las escenas con los actores, no abusando así de los efectos digitales. La película tiene un par de escenas de verdadera emoción para el espectador, como la aparición del mesosaurus, la cual sería la equivalente a aquella legendaria escena del Dr. Grant mirando a los braquiosaurios por primera vez. Sin embargo, más allá del ya mencionado mesosaurus o del propio Indominus, son muy pocos los nuevos dinosaurios que vemos en pantalla. Culpa quizás de la poca aceptación que tuvo el spinosaurus en la tercera película. Es por ello que gran parte de la acción queda en manos de viejos conocidos como los velocirraptores, el T-Rex, los pterosaurios o los triceratops. Y cuando digo "viejos conocidos" es en todo el sentido de la expresión, pues de hecho el T-Rex de esta película es el mismo que el de la cinta original. Algo que uno descubre por las cicatrices que le dejaron los velocirraptores y por su tendencia a asociar las bengalas con comida (sobretodo si la bengala la lleva un humano a toda carrera).


Como película, "Jurassic World" cumple lo suficiente para satisfacer a quienes buscan una historia llena de emociones y acción. Secuencias como el ataque de los pterosaurios contra el centro de visitantes, la cacería del Indominus con el uso de velocirraptores o el combate entre el T-Rex y el Indominus Rex están planteadas para satisfacer la necesidad de adrenalina del público, aunque posiblemente los más quisquillosos las encontrarán exageradas e incluso poco verosímiles. Para los amantes de las cintas originales, hay muchos guiños nostálgicos, como el encontrar las ruinas del primer parque entre la jungla de la Isla Nublar o el uso de uno de los jeep originales por parte de Zack y Grey para escapar de la selva. Incluso los pequeños detalles como la aparición de Mr. DNA en las pantallas del centro de visitantes o el hecho que Lowery use una camiseta con el logo del parque original ayudan a establecer ese vínculo nostálgico con "Jurassic Park".

En cuanto a las actuaciones, Chris Pratt es el gran protagonista de esta película, siendo su personaje de Owen una especie de joven interpretación del Dr. Grant con algo de Indiana Jones. Ciertamente el hecho de que sea un marine y no simplemente un paleontólogo desconcierta un poco y se siente un tanto forzado. Ya las películas previas de la franquicia habían trabajado suficiente la imagen de los "paleontólogos de acción" como para tener que justificar las habilidades de supervivencia de Owen por otro lado. Después de todo, ¿por qué un marine se retiraría de la milicia para convertirse en domador de dinosaurios?


El personaje de Claire por otra parte tiene muchos problemas en su construcción. Al inicio de la película uno siente que está allí para representar a la ejecutiva corporativa que no mide las consecuencias reales de sus decisiones y quien ha sacrificado la oportunidad de tener una familia a cambio de su éxito profesional. Algo que le estalla en la cara cuando los hijos de su hermana quedan en primera línea del buffet que el Indominus Rex se da en el parque. Pero es aquí cuando empieza a fallar el personaje. En medio de la crisis provocada por su empresa (y por sus propias decisiones), la directora operativa del parque abandona sus responsabilidades para ir en busca de sus sobrinos junto a Owen, en lugar de confiarle a él la tarea mientras ella asume la dirección de la operación de contención, lo cual sería lo más lógico. Todo esto sucede porque de pronto Claire descubre la importancia de la familia. Una transformación elogiable si no fuese porque está dejando a su suerte e miles de personas. Y por supuesto, el vacío de poder que ella deja en el centro de control da pie para que Vic Hoskins tome el mando junto a su grupo de locos tiradores de InGen. Ante tales acciones uno esperaría que al final de la película Claire fuera arrestada por negligencia y por haber puesto en peligro la vida de los visitantes a su parque (sin contar toda la gente que murió). ¡Y eso que no he hablado de su capacidad extraordinaria de dejar atrás a un T-Rex corriendo con tacones!


Esta es solo la punta del iceberg cuando uno se pone a meditar sobre los problemas de la trama. ¿Un parque que es miles de dólares más caro y los dinosaurios parecen poder escaparse con más facilidad? ¿Un parque que lidia con los depredadores más letales que han existido sobre la tierra y sus equipos de seguridad deciden actuar sin el uso de armas letales, convirtiéndose así en la cena? ¿Masrani y todo su equipo se la pasan recordando lo que sucedió en el primer parque y aún así crean a un dinosaurio más salvaje que un T-Rex y creen que pueden contenerlo? Ciertamente hay una especie que parece condenada a la extinción en esta película y esa es la especie humana, víctima de su propia estupidez.


Otro gran fallo es la mayoría del resto de personajes, los cuales uno realmente no logra darse cuenta para qué están allí. Incluso los sobrinos de Claire carecen de profundidad argumental y uno siente que simplemente fueron incluidos en la historia porque en todas las demás películas de Jurassic Park han habido niños en problemas.

Ahora bien, hay una crítica más encarnizada en el mundo científico contra "Jurassic World" y esta se debe a un simple detalle que ha molestado a los expertos en dinosaurios de todo el mundo: ¿Dónde están las plumas? Algo en lo que las tres primeras películas de Jurassic Park destacaron fue en la asesoría que tuvo la producción por parte de algunos de los expertos en dinosaurios más renombrados del mundo. Dicha asesoría se tradujo en la adaptación de las especies mostradas en pantalla de acuerdo a los hallazgos más recientes que se producían en el mundo de la paleontología. Así por ejemplo, cuando los velocirraptores hicieron su debut en la primera película de 1993, se les mostró con un cuerpo completamente de reptil, tal y como se pensaba en los dinosaurios en aquella época. Pero para el 2001, los velocirraptores ya aparecían con algunas plumas, pues ya para entonces la evidencia fósil confirmaba el plumaje en varias especies de dinosaurios. Pero cuando la producción de "Jurassic World" anunció que sus dinosaurios no tendrían plumas y que se parecerían más a la imagen existente en el imaginario popular, los científicos vieron aquello como un retroceso: retratar a los dinosaurios sin plumas, por más popular que esta imagen fuese, ignoraba todas las investigaciones y descubrimientos realizados por la paleontología en las últimas dos décadas. Y a la falta de plumas también hay que sumarle varios elementos del comportamiento de los dinosaurios que son conceptos ya superados por la ciencia.


Tales decisiones se le achacan a la falta de un asesoramiento científico tan involucrado en la producción como sucedió en las tres primeras películas. Las críticas van aún más allá, pues se cuestiona que tal asesoramiento haya quedado de lado para "asegurar" el éxito de la cinta en la taquilla al no poner al público a cuestionarse lo que saben sobre los dinosaurios. En lo personal, creo que este es el mayor de los errores que pudo cometer Universal Pictures. ¿Acaso "Interestellar" no cuestionó los conceptos que muchos de los espectadores tenían sobre "agujeros de gusano" y "hoyos negros"? ¿Y no fue acaso ese apego a la ciencia lo que garantizó el éxito de esa película? Creo que ver velocirraptores emplumados e incluso también al T-Rex con algunas plumas hubiese acrecentado el interés del público por los últimos descubrimientos con respecto a los dinosaurios. Es una lástima que los productores tomaran decisiones que los estancó en el pasado e impidió que su historia evolucionara siguiendo el gran camino de sus predecesoras.


En conclusión, "Jurassic World" es un gran producto de entretenimiento hecho para el éxito de taquilla durante el verano. Su historia tiene puntos flojos, pero en el momento, dentro de la sala de cine, estos no impiden que uno pueda pasar un buen rato. Ciertamente al terminar la película y al darle vueltas a la trama dentro la cabeza, uno comienza a dilucidar sus fallos. Y claro, si uno es para colmos amante de los dinosaurios, su falta de precisión científica le hará arrugar la cara. Pero "Jurassic World" ha traído a los dinosaurios de regreso y ya eso es un logro. Esperemos que la siguiente entrega sea mucho mejor planteada y no condene a la franquicia a la extinción.

domingo, 21 de junio de 2015

Game of Thrones: Reseña Episodio 50

"Mother´s Mercy", el muy esperado final de la quinta temporada de "Game of Thrones", nos entregó un capítulo que resultó una verdadera carnicería, con por lo menos una muerte en casi cada una de sus escenas. Algo bastante sangriento incluso para los estándares de la serie. Un rey cayó, una reina fue humillada y un héroe muy querido por los fanáticos encontró un final ingrato, acaso tan terrible para los seguidores de la serie como la decapitación de Ned Stark o la infame Boda Roja.

Iniciemos esta reseña en el Muro, donde Jon y Sam conversan a solas sobre los Caminantes Blancos y su avance imparable, algo que mantiene intranquilo al joven Lord Comandante. Sam le pregunta por el vidriagón, pero Jon le dice que todo se perdió en Casa Austera. Y aunque aún lo tuviesen, no sería suficiente contra un ejército tan grande de muertos vivientes. La conversación lleva al Acero Valyrio. Pero aunque Jon probó que este es útil contra los Caminantes, no hay suficientes espadas de dicho material en todos los Siete Reinos. Sam Tarly tiene también una petición que hacerle a su amigo: que le dé permiso para viajar al sur, a la ciudad de Antigua, donde podrá estudiar en la Ciudadela y convertirse en Maestre. Sam desea llevarse a Gilly y al bebé, pues el reciente ataque que sufrieron le demuestra que el Castillo Negro no es un lugar seguro para ellos. Muy a su pesar, Jon le da la autorización. Así, Sam Tarly emprende la marcha hacia un nuevo destino de los Siete Reinos que aparecerá en pantalla en la próxima temporada. Y Jon Nieve se queda en el Muro con cada vez menos amigos...


Más al sur, el terrible sacrificio de Shireen parece haber complacido al Dios Rojo y la tormenta de nieve cesa, permitiendo al ejército de Stannis Baratheon ponerse en marcha con rumbo a Invernalia. Pero el sacrificar a su propia hija tiene un costo enorme para el monarca. Sus generales le informan que la mitad de su ejército desertó durante la noche, principalmente los mercenarios. Una noticia que cae como agua helada a Stannis y Melisandre, quien siente cómo ha perdido el favor del rey. Pero los males nunca llegan solos y otro soldado trae una noticia aún más funesta: la reina Selyse se ha quitado la vida colgándose de un árbol a las afuera del campamento. Mientras Stannis procura que bajen el cuerpo de su esposa, una tercera noticia lo golpea: Melisandre ha huido cabalgando hacia el norte. A pesar de todo esto, Stannis está firme en su decisión y da la orden de seguir avanzando hasta Invernalia.

La inminente llegada del ejército de Stannis pone en movimiento la maquinaria militar de los Bolton. Aprovechando todo el alboroto dentro de Invernalia, Sansa Stark escapa de su encierro con un único objetivo: subir ella misma a la torre derruida y prender la candela que llame la atención a su protector misterioso. Sin embargo, para mala suerte de la chica, Podrick mira la llegada de las tropas con el Corazón en Llamas de Stannis y corre a avisarle a Brienne. Ante la posibilidad de por fin lograr justicia por el asesinato de su amado Renly Baratheon, la guerrera abandona su guardia apenas unos instantes antes que la ansiada luz se prendiera en lo alto de la torre. ¡Ley de Murphy estilo Poniente!


El ejército de Stannis comienza a tomar posiciones para sitiar Invernalia, pero los Bolton no se lo piensan dejar tan fácil, sobretodo con un ejército tan menguado. La caballería de Invernalia sale en gran número y se lanza en una carga total contra las tropas de Stannis. El monarca pronto se da cuenta que su situación es desesperada, pero aún así saca su espada y dirige a sus soldados al combate. Desde lo alto de la torre donde se encuentra Sansa, se ve cómo la caballería Bolton arrasa con las posiciones Baratheon. La batalla no dura mucho y pronto el ejército del Corazón en Llamas yace destruido por el campo nevado. Stannis malherido logra abrirse camino entre el bosque cercano eliminando algunos adversarios. Pero su pierna ya no puede soportar su peso y se ve obligado a echarse junto a un árbol. Es allí donde lo encuentra Brienne de Tarth, quien se presenta como miembro de la Guardia Real de su hermano Renly Baratheon. Ella le explica cómo fue testigo de la muerte del joven rey y cómo la sombra responsable tenía el rostro de Stannis. Cuando le pregunta directamente si él uso magia oscura para matar a su propio hermano, Stannis Baratheon le dice que sí. La guerrera entonces lo juzga en nombre de Renly y lo sentencia a morir. Las últimas palabras del monarca: "Adelante. Cumple con tu deber". Así encontró su fin el último de los contrincantes en la Guerra de los Cinco Reyes, muy lejos de casa, con su linaje quebrantado por sus propios actos y bajo el filo de la espada "Guardajuramentos". Algo que a los lectores de los libros nos dejó con tristeza pues, aunque en el texto Ramsay asegura haber ganado la batalla y matado a Stannis en un mensaje que le envía a Jon Nieve, hasta ahora existió la duda de que aquello fuese cierto. Pero la serie nos parece confirmar que el último Baratheon ha muerto.


El triunfo de Ramsay es presenciado desde la torre por Sansa, quien se da cuenta que esa es su única oportunidad para escapar. Desgraciadamente es encontrada por Myranda y Hediondo. La chica la amenaza con su arco mientras el sirviente le suplica a Sansa que haga lo que se le ordena para que no le hagan daño. Pero Sansa no está dispuesta a sufrir más y prefiere morir allí mismo. Myranda se burla de que no es la muerte lo que le espera, sino una tortura lenta y dolorosa. La perspectiva de que Sansa sufra lo que él sufrió parece gestar un cambio en Hediondo, quien de pronto empuja a Myranda lanzándola desde la muralla hasta el patio empedrado varios pisos más abajo. Theon ha regresado dispuesto a dar su vida para salvar a Sansa. El anuncio de la llegada de Ramsay es la señal para ambos de huir. Pero al subir a los muros de Invernalia se dan cuenta que solo hay una manera de escapar: lanzarse desde lo alto hacia la nieve. Algo demasiado peligroso y desesperado. Sansa y Theon se toman entonces de la mano y saltan. Su destino quedará como una incógnita para los fanáticos hasta la próxima temporada, ya que la escena terminó en un corte cuando iban en el aire y no sabemos qué pasó después.


En Dorne, la princesa Myrcella se prepara para zarpar rumbo a casa junto a su tío Jaime Lannister, el mercenario Bronn y su prometido Trystane Martell. El grupo es despedido por Doran Martell y una comitiva entre quienes se encuentran las Serpientes de Arena y Ellaria Arena. La viuda tiene un gesto bastante extraño al despedirse de la princesa con gran cariño y un beso en los labios. Ya dentro del barco, Jaime decide que es momento de revelar la verdad a su "sobrina". Pero ella adivina la intención del Matarreyes y se adelanta confesando que ella siempre había sospechado que los rumores sobre el amorío entre su madre y su tío eran ciertos. Además, también sabe que Jaime es su padre y está feliz de que sea así. La chica abraza a su papá mientras la felicidad invade el rostro de Jaime... Pero la felicidad nunca dura mucho en "Game of Thrones" y Myrcella sucumbe de pronto a los efectos del veneno que estaba en los labios de Ellaria. La princesa muere en brazos de su desolado padre, mientras en el muelle Ellaria toma el antídoto y junto a las vengativas Serpientes de Arena miran el barco en el horizonte. Por fin algo interesante sucedió en Dorne y las consecuencias de ello van a repercutir con fuerza en la sexta temporada.


Al otro lado del Mar Angosto, en Braavos, Ser Meryn Trant disfruta de su pasatiempo favorito: golpear niñas pequeñas para excitarse sexualmente. ¡Un verdadero depravado! Pero cuando una de las niñas a la que golpea no grita ni hace ningún gesto, muchos quedamos al borde de nuestros asientos esperando ver su rostro, seguros de que se trataba de Arya Stark que venía a hacer justicia. Ser Meryn le ordena a las otras niñas marcharse mientras él le da un castigo mayor a su víctima. La niña levanta su rostro pero no es el de Arya... Claro que Arya ha estado siendo entrenada por los Hombres Sin Rostro y no necesita del suyo para atacar. En un segundo momento en que la niña vuelve a levantar el rostro descubrimos que sí es Arya. Una sorpresa compartida por Ser Meryn, quien de pronto se encuentra con un cuchillo clavado en el ojo. Mientras el hombre grita de dolor, la chica salta sobre él y le arranca el otro ojo dejándolo ciego. Luego lo apuñala repetidamente pero sin matarlo. La escena es brutal y sangrienta. Arya le recuerda al aterrado caballero la muerte de Syrio Forel, le habla de su lista de la muerte y se identifica como Arya Stark. Luego le dice que él no es nada ni nadie y le corta el cuello.


Pero por más que muchos aplaudimos la brutalidad de la chica contra un hombre repugnante y cruel, los actos de Arya no podían quedar sin castigo. Mientras ella se escabulle dentro del Salón de los Rostros para regresar el que tomó prestado, Jaqen H´ghar y la Niña Silenciosa la atrapan. Jaqen le explica que al matar al hombre equivocado, Arya le ha robado una vida al Dios de Muchos Rostros. Y una vida solo se puede pagar con otra vida. En un cierto momento parece que Jaqen va a obligar a Arya a tomar veneno, pero de pronto él es quien se lleva el frasco a los labios y cae muerto. Arya desesperada corre llorando al lado del cuerpo de su amigo. Pero la voz de Jaqen suena a sus espaldas preguntándole por qué llora. Jaqen H´ghar la mira con las ropas de la Niña Silenciosa. Arya incrédula mira el rostro del cuerpo que está a su lado: es el de Jaqen. El hombre le explica entonces que Jaqen no existe. Nunca ha existido. Quien está al lado de Arya es "Nadie". Los rostros son solo para los débiles. Arya va quitando los rostros del hombre muerto a su lado uno tras otro. Es un momento espeluznante que termina con el rostro de la propia Arya mirándola a ella misma desde el cuerpo que está a su lado. Y de pronto Arya lanza un grito y descubre que ya no puede ver: la niña ha quedado totalmente ciega. ¿Cuál será el futuro de Arya Stark? ¿Tendrá que pagar un precio muy alto por haberse involucrado con los Hombres Sin Rostro? Estas incógnitas quedarán pendientes para la próxima temporada.


Mientras tanto en Meereen, los consejeros de Daenerys Targaryen deciden qué hacer tras la desaparición de su reina. Tyrion, Daario y Ser Jorah toman la decisión de ir tras ella rumbo al norte, la dirección hacia la que voló Drogon. Pero el caballero y el mercenario coinciden en que aquella no es una misión para el Gnomo. En su lugar, le piden a Tyrion que permanezca en la ciudad gobernándola al lado de Missandei y Gusano Gris. Una tarea bastante ardua pues Meereen está al borde de una guerra civil. Mientras Daario Naharis y Jorah Mormont inician su aventura, Tyrion Lannister se encuentra con un viejo amigo: Varys ha llegado a la ciudad y está listo a ayudar al Gnomo en el gobierno de la misma. Después de todo, no lo hicieron tan mal juntos cuando estuvieron a cargo de Desembarco del Rey.

Daenerys y Drogon volaron tan al norte que la Madre de Dragones no logra ubicar dónde se encuentran. Todos sus intentos para convencer a Drogon de que la lleve de regreso a Meereen son infructuosos, pues el enorme dragón solo desea descansar y dormir. Dany decide entonces ir a buscar su propia comida. Pero mientras está en el campo es descubierta por jinetes dothrakis. Pronto la reina se ve rodeada por un enorme khalassar. ¡Tanto viajar para de pronto encontrarse igual que al inicio de la primera temporada! Más Ley de Murphy al estilo Poniente.


Otra reina que la vio difícil en este episodio fue Cersei Lannister. Agotada física y emocionalmente por su confinamiento, la Reina Madre decide confesar sus pecados ante el Gorrión Supremo... o al menos algunos de sus pecados. Cersei pide por la Misericordia de la Madre para que se le permita ver a su hijo Tommen. A cambio, confiesa el adulterio al haber dormido con Lancel Lannister mientras estaba casada con el Rey Robert Baratheon. Cuando el Gorrión pregunta si no hubo más hombres, ella lo niega. También niega los rumores de que sus hijos no son de Robert y se lo achaca a los intentos de Stannis por debilitar el derecho de los príncipes al Trono de Hierro. El Gorrión Supremo la escucha atentamente y decide concederle la Misericordia de la Madre para que pueda regresar a la Fortaleza Roja mientras llega su juicio. Cersei se muestra sorprendida de ser juzgada a pesar de haber confesado, pero el Gorrión le hace notar que solo confesó una acusación. Las otras las negó y por eso es necesario continuar con el proceso para descubrir la verdad. Ella acepta con tal de volver junto a Tommen.


Pero la liberación de Cersei no iba a ser tan fácil. Debido al pecado de adulterio, la Reina Madre debe pasar por una humillación pública para expiar sus culpas. Varias Septas la bañan y le cortan el cabello, para luego ser llevada ante la entrada del Gran Septo de Baelor donde toda la ciudad se ha congregado para presenciar el acto de expiación. Sin contemplaciones por su linaje real, Cersei es desnudada en público y obligada a atravesar toda la ciudad, mientras una Septa toca una campana proclamando su vergüenza. Varios miembros de la Fe Militante escoltan  al grupo, listos para controlar cualquier tipo de disturbio. Esto no evita que la reina sufra los peores insultos por parte de un pueblo que la odia. Basuras y excrementos le son arrojados mientras la multitud le grita y escupe. La siempre altiva Cersei trata de mantenerse inmutable, pero la humillación es demasiado para cualquier ser humano. Con las plantas de los pies sangrantes, la reina cae de rodillas llorando, cubierta de suciedad. Ya para este punto es difícil no compadecerla, a pesar de que conocemos muy bien las cosas terribles que ha hecho. Entre lágrimas, sangre e inmundicias, Cersei Lannister entra desnuda a la Fortaleza Roja, donde su tío Kevan Lannister, el Maestre Pycelle y Qyburn la esperan. El maestre sin cadena corre a cubrirla con una manta, mientras se ofrece a curarle los pies y le presenta al más nuevo miembro de la Guardia Real: una enorme mole acorazada que cubre su rostro con un yelmo cerrado. De inmediato reconocemos las dimensiones del fallecido Ser Gregor Clegane, "La Montaña", y comprendemos cuáles eran esos "trabajos" que Qyburn hacía en su laboratorio. Algo bastante terrible saldrá de todo esto y de la promesa de Qyburn de que este "nuevo caballero" destruirá a todos los enemigos de Cersei.


"Mother´s Mercy" finalizó en el Muro, a donde llega Ser Davos para tratar de convencer a Jon de ordenarles a los Salvajes que peleen por Stannis. Pero en ese momento llega un jinete solitario al Castillo Negro: Lady Melisandre, quien con su rostro agotado y sin esperanza no necesita palabras para explicar a Davos y Jon la derrota de Stannis y la muerte de Shireen. Esa misma noche, Jon permanece despierto, preocupado por los mensajes que llevan los cuervos hasta el Castillo Negro. De pronto, Olly entra en busca de su señor, asegurando que un salvaje asegura haber visto al largamente desaparecido Benjen Stark en Casa Austera unos días antes del ataque. Jon sale al patio junto a Olly y allí se encuentra a Ser Alliser Thorne, quien le narra más sobre las afirmaciones del salvaje que podrían ser o no ciertas. Ser Alliser lleva a Jon hasta un rincón donde hay varios miembros de la Guardia de la Noche reunidos. Pero lo que hay allí no es un salvaje, sino un rótulo de madera con la palabra "Traidor". Cuando Jon se vuelve, Ser Alliser lo apuñala en el estómago mientras le dice que aquello es "Por la Guardia". Uno a uno los demás hombres se adelantan y apuñalan a Jon, siempre repitiendo la misma sentencia: "Por la Guardia". El último de todos es Olly, quien da la estocada final contra su Lord Comandante. Así, de una manera similar a Julio César en los Idus de Marzo, Jon Nieve fue traicionado por los suyos. Una muerte que nuevamente deja en shock a los fanáticos de "Game of Thrones".


¿Pero está realmente muerto? Muchas teorías se barajan: que Melisandre ha de resucitarlo, que su espíritu quedará atrapado en el cuerpo de Fantasma hasta poder volver a su propio cuerpo, que Jon es hijo de Rhaegar Targaryen y que volverá a la vida gracias al fuego cuando intenten quemar su cuerpo... Incluso se habla de que pudiese volver como un Caminante Blanco. Pero en una historia que nos ha demostrado que nadie está a salvo y que incluso los protagonistas pueden morir, puede ser que este realmente haya sido el final para Jon Nieve. En lo personal, yo me aferro a las esperanzas: "En Melisandre confiamos". Lo único claro es que el destino de Jon Nieve no quedará totalmente claro hasta dentro de un año, cuando "Game of Thrones" regrese a las pantallas para emocionarnos y hacernos sufrir como ninguna serie de televisión lo había hecho antes.

Y bueno, quizás de aquí al estreno de la sexta temporada George RR Martin se digne a publicar "Vientos de Invierno".

domingo, 14 de junio de 2015

Game of Thrones: Reseña Episodio 49

"The Dance of Dragons" fue un noveno capítulo de temporada de "Game of Thrones" que nos golpeó con crueldad para luego emocionarnos con un final épico. Sin embargo, hay que admitir que tras la magnífica secuencia de la Masacre de Casa Austera en el episodio anterior, este no logra superarlo, rompiendo así la tradición de la serie de que el noveno siempre era el mejor.

Iniciemos esta reseña en el Muro, hasta donde llega Jon Nieve liderando a un enorme grupo de cansados y apaleados Salvajes, sobrevivientes de lo sucedido en Casa Austera. Al llegar ante la puerta del Muro, Ser Alliser Thorne lo mira desde lo alto en silencio. Por un momento pareciera que el viejo caballero se va a negar a cumplir las órdenes de su Lord Comandante impidiendo el paso del Pueblo Libre. Pero tras ese breve y tenso instante, Ser Alliser actúa con honor y abre la puerta. Mucho se puede decir de Ser Alliser y su antipatía contra Jon, pero hasta ahora siempre ha hecho lo correcto aunque no le guste. Otros que no están muy contentos son los demás miembros de la Guardia de la Noche, quienes veían con recelo el paso de los Salvajes por el Castillo Negro hacia las tierras del Agasajo. Y entre ellos Olly, quien le lanzó una mirada bastante fría a Jon Nieve. Solo el paso del gigante Wun Wun hizo que algunos olvidaran su enojo aunque fuese por unos segundos de sorpresa. Mientras los Salvajes marchan hacia el sur, Sam trata de darle ánimos a Jon, quien siente que su misión fracasó. Pero como Tarly bien le señala, quienes lograron sobrevivir y están allí, lo hicieron gracias a él. En un último momento, Ser Alliser se acerca a Jon y le dice que él tiene un gran corazón... algo que hará que los maten a todos. Gracias por el ánimo, Ser Alliser.


Un poco hacia el sur, por fin descubrimos lo que Ramsay Bolton pretendía con sus 20 hombres. Ocultos entre la noche, el grupo logra infiltrarse en el campamento de Stannis Baratheon para sabotear su marcha, quemando alimentos, pertrechos, armas de asedio e incluso caballos. Algo que parece que Melisandre solo logró ver a último momento en las llamas. A la mañana siguiente el balance es bastante desolador para Stannis: sin muchos alimentos, sin suficientes caballos y atascados en la nieve, sus planes de sitiar Invernalia parecen desboronarse. Ser Davos insiste en la necesidad de retroceder hacia el Castillo Negro, pero Stannis es demasiado terco para aceptar una derrota. Cuando Davos mira a la Mujer Roja junto a la Reina Selyse esperando por el monarca, se da cuenta que algo no está bien.


Stannis le ordena al Caballero de la Cebolla que tome una escolta y cabalgue hacia el Castillo Negro para pedir el auxilio y apoyo de la Guardia de la Noche. Davos sabe muy bien que la respuesta será negativa y que esa misión es una excusa para alejarlo de allí. El temor le hace pedirle a Stannis que le permita llevarse a la reina y a la Princesa Shireen de regreso a la seguridad del Muro, pero el rey se niega. Davos entonces visita a su princesa para despedirse. La niña está leyendo el relato de "La Danza de Dragones", la gran guerra civil entre Targaryen que causó tanta muerte y destrucción y debilitó a la monarquía de los dragones. Durante dicha despedida, los espectadores comenzamos a sentir ese presentimiento funesto. Claro está que nosotros sí sabemos de qué puede tratarse...


Y nuestros peores temores se nos confirman cuando Stannis visita a su dulce hija. La niña le habla de "La Danza de Dragones" y de cómo el deseo del poder casi destruye a los Siete Reinos. El rey le pregunta cuál bando hubiese escogido ella, pero la princesa responde que ninguno, pues ambos fueron responsables de tanta muerte y destrucción. Y de pronto Stannis le habla a Shireen de que hay ocasiones en que hay que escoger, así las consecuencias sean terribles. La niña se da cuenta de la encrucijada en que está su padre y le pide que la deje ayudarle, aún sin saber de qué se trata. Stannis la abraza y le pide perdón.

Ya para ese momento los espectadores estamos con un nudo en la garganta adivinando la desgracia que se acerca. La niña es escoltada entre la nieve y las tropas que se agolpan alrededor. En cierto momento la multitud se abre y Shireen contempla a la Mujer Roja esperándola junto a una hoguera. Y es allí cuando la pobre y dulce niña se da cuenta de lo que ocurre. Ella forcejea llamando desesperada a su padre, pero Stannis mira absorto cómo la amarran desde lejos. El Dios Rojo exige un sacrificio y la "sangre real" es la más poderosa. La escena es angustiante, con los gritos desesperados de Shireen, las invocaciones de Melisandre y la actitud dura de Stannis al lado de su esposa, quien repite una y otra vez que esa es la voluntad del Señor de la Luz. Pero cuando las llamas comienzan a ascender, incluso Selyse, la madre que nunca ha sentido afecto por su hija, se da cuenta que han llegado demasiado lejos. Desesperada, la reina corre para tratar de salvarla, pero los soldados la detienen. Los gritos de dolor de la niña que se quema viva estremecen la escena mientras los espectadores permanecemos incrédulos. ¿No era Stannis quien tan solo unos episodios atrás le había narrado a su hija cómo había hecho todo lo posible para salvarla cuando se contagió de psoriagrís? ¡Y ahora ese padre amoroso entregaba a su hija a una muerte horrible! Algo que además no ha sucedido en los libros... aún. Toda la escena es simplemente terrible. El precio que ha pagado Stannis Baratheon por el Trono de Hierro es simplemente demasiado alto.


En Dorne, Jaime Lannister acude a una reunión casual con el Príncipe Doran Martell, su heredero Trystane, Myrcella Baratheon y Ellaria Arena (quien no hace ningún intento por ocultar que está allí en contra de sus deseos). Jaime por fin justifica su intento de secuestro contra Myrcella al revelar la amenaza que recibieron en Desembarco del Rey con la efigie de una serpiente llevando el collar de la chica entre los dientes. Doran asegura desconocer quien envió semejante amenaza, aunque no evita lanzarle una mirada a Ellaria. Cuando Doran brinda en nombre del Rey Tommen, la viuda de la Víbora Roja desafía a su señor al regar el vino en el piso en lugar de brindar con ellos. Un gesto que claramente enoja al príncipe. La conversación continúa con los planes del Príncipe de Dorne de enviar a Myrcella de regreso a casa escoltada por su hijo, a quien espera que se le reciba como parte del Consejo Real en lugar del fallecido Oberyn. Jaime se compromete a que así suceda. Ellaria decide que ya ha soportado demasiado y se retira intempestivamente, no sin antes recibir la amenaza de Doran de que si vuelve a desafiarlo, sufrirá las consecuencias. Tras el momento incómodo, Jaime aprovecha para interceder por Bronn.


El Caballero del Aguasnegras aún está encerrado en la celda frente a las Serpientes de Arena, quienes se entretienen con un juego de agilidad y rapidez, Cuando el capitán Areo Hotah llega para llevarse a Bronn, Tyene le recuerda que ella es la más hermosa del mundo y él no debe olvidarlo. Bronn es llevado a la sala donde está Jaime con los demás. Allí el Matarreyes le informa que Trystane ha decidido olvidar el altercado en los Jardínes del Agua con una sola condición. De inmediato, Areo Hotah le lanza un golpe directo en la cara que deja al mercenario tirado en el piso, para gran deleite del heredero de Dorne.

Más adelante, Ellaria es obligada a ponerse de rodillas y jurarle lealtad a Doran Martell delante de las Serpientes de Arena. La mujer lo hace entre lágrimas y Doran le recuerda que él es un hombre que cree en segundas oportunidades, pero no en terceras. Luego Ellaria visita a Jaime, quien está escribiendo una carta para Cersei. La viuda le hace ver que ella sabe muy bien cuál es la verdadera relación existente entre el Matarreyes y su hermana gemela, pero que ella no lo condena. Después de todo, los Targaryen hacían lo mismo. También le dice que ella es consciente que Myrcella es inocente por lo ocurrido a Oberyn. Incluso puede que el propio Jaime sea inocente. Una conversación extraña que deja a Jaime Lannister intranquilo.


Al otro lado del Mar Angosto, en Braavos, Arya Stark vuelve a recorrer el Muelle del Trapero encarnando a la vendedora de mariscos Lanna. Su misión es ir hasta donde el Hombre Flaco y envenenarlo. Pero la niña abandona la misión al descubrir un bote del cual está desembarcando Mace Tyrell escoltado ni más ni menos que por Ser Meryn Trant, un nombre que durante largo tiempo ha estado en su lista de la muerte. Arya los sigue mientras Mace Tyrell se reúne con Tycho Nestoris, el representando del Banco de Hierro. Luego, ya en la noche, sigue a Meryn Trant y otros soldados Lannister hasta un burdel de la ciudad, donde descubrimos que el degenerado de Trant es un maldito pedófilo. Por un momento parecía que Arya iba a aprovechar eso para acercarse a Trant y matarlo, pero la niña aún estaba en su papel de Lanna y es llamada por los soldados Lannister para que les venda unas ostras. Meryn Trant se le queda mirando como si comenzara a reconocerla, pero para alivio de Arya, la administradora del burdel llegó en ese momento con la siguiente presa para el pedófilo y la hizo echada a ella del local. Al regresar a la Casa del Blanco y el Negro, Arya le dice a Jaqen que el Hombre Flaco no tenía hambre ese día y que ella lo intentaría de nuevo al día siguiente. Algo que por la mirada de Jaqen, obviamente no se lo cree.


El capítulo finalizó en Meereen, donde una renuente Daenerys Targaryen tuvo que actuar como anfitriona en los Grandes Juegos en el Foso de Daznak. La Khaleesi fue acompañada por su futuro esposo Hizdahr zo Loraq, su amante Daario Naharis, su leal Missandei y su nuevo consejero Tyrion Lannister. El primer combate entre un enorme guerrero y uno más pequeño pero más ágil, sirvió para un entretenido enfrentamiento de argumentos entre Hizdahr y Daario sobre cuál era mejor. Discusión en la cual Dany tomó posición en favor de su amante. Claro que Hizdahr fue el último en reír después que el enorme guerrero decapitó de un solo golpe a su adversario. Al igual que Dany, Tyrion muestra su desagrado ante un "entretenimiento" que consideraba salvaje y brutal.


El ambiente en la tribuna real cambió radicalmente cuando se anunció la siguiente pelea, entre cuyos luchadores estaba ni más ni menos que Ser Jorah Mormont. Tyrion trata de interceder para que se cancele el combate, pero la Khaleesi da la señal para que inicie. La lucha fue intensa, con un Ser Jorah que lograba evitar morir con gran esfuerzo y el uso de todas sus habilidades como caballero. Daenerys miraba angustiada, mientras Daario y Tyrion permanecían a su lado sin saber qué hacer. Al final, Ser Jorah es el último hombre en pie. Pero antes que Dany pudiese decir algo, Ser Jorah tomó la lanza de uno de sus oponentes caídos y la arrojó en dirección a la tribuna real.

La sorpresa inicial dio paso al asombro al descubrir que el ataque fue para matar a un Hijo de la Arpía que se había acercado a Daenerys para matarla. En ese momento Daario levanta la mirada para descubrir a varios Hijos de la Arpía entre la multitud de espectadores. En un instante el pánico se apodera de la arena mientras los Hijos de la Arpía apuñalan a los asistentes y se lanzan al ataque en contra de Daenerys. Daario y Ser Jorah cierran filas en torno a su amada reina, mientras los Inmaculados vuelven a parecer muy poco convincentes como los grandes soldados que se supone que deben ser. Y si algunos creímos que Hizdahr era el líder de los rebeldes, toda sospecha finalizó cuando el futuro Rey de Meereen cayó muerto de varias puñaladas de los Hijos de la Arpía. Los intentos de escape resultaron infructuosos y pronto todo el grupo quedó rodeado en el centro de la arena, con los pocos Inmaculados en pie tratando de mantener en raya a sus atacantes. Incluso Tyrion se muestra listo para dar su vida por la Khaleesi. Daenerys se da por muerta y cierra los ojos mientras toma con fuerza la mano de Missandei...


Y en ese momento sucede lo épico. El gran Drogon llega a tiempo para rescatar a la Madre de Dragones. La gigantesca bestia hizo su entrada envuelto en una gran bola de fuego y aterrizó en medio de los atacantes, a los que devoró y calcinó con sus llamaradas. Pero los Hijos de la Arpía no son fáciles de derrotar y utilizan lanzas en contra del dragón. Esto enfureció más a Drogon que hizo aún más grande su barbacoa de rebeldes. Las heridas de su querido dragón no pasan desapercibidas para la sufrida Dany, quien corre en su auxilio para sacarle una de las lanzas. Y de pronto, conducida por un impulso ancestral, la Khaleesi monta en lomos de Drogon, quien se eleva por los aires con ella. El rostro de asombro de Tyrion, Daario, Ser Jorah y Missandei fue el mismo que el nuestro. ¡Daenerys Targaryen por fin se ha convertido en una jinete de dragones! ¡Esto es lo que habíamos estado esperando ver desde que sus tres huevos eclosionaron al final de la primera temporada! Uno de los momentos más épicos de la serie hasta la fecha... (incluso se perdona que los efectos digitales no se vieron tan bien).


Así terminó "The Dance of Dragons", un capítulo que nos tuvo entre el sufrimiento y el asombro. Solo un episodio más le queda a esta temporada y aún hay varias líneas narrativas que deben cerrarse. Mucho que esperar del último episodio. He aquí el avance de "Mother´s Mercy":

https://youtu.be/1EWFpo37qAU

jueves, 11 de junio de 2015

Un Adiós al Magnífico Christopher Lee

Fue un agente de los servicios secretos ingleses durante la Segunda Guerra Mundial (y por ello sabía muy bien como sonaba un hombre al ser apuñalado por la espalda). Hablaba 7 idiomas de manera fluida. Fue nombrado Caballero en 2009 por su contribución a las artes y la caridad. Era gran amigo de Peter Cushing y un admirador fanático de JRR Tolkien (a quien conoció en persona). Acostumbraba leerse los libros de “El Hobbit”, “El Señor de los Anillos” y “El Silmarillion” una vez al año. Sabía hablar quenya, la lengua élfica de Tolkien. Tenía una poderosa voz con la que colaboró en varios proyectos musicales de Metal. Su filmografía incluye más de 200 películas.


Como Drácula supo aterrorizar a las audiencias con una encarnación del famoso vampiro que lo haría tan recordado por dicho papel como el propio Bela Lugosi. Como Sherlock Holmes se enfrentó al Sabueso de Baskerville y más tarde le tocó encarnar al otro hermano, Mycroft Holmes. Contra el 007 interpretó al despiadado Francisco Scaramanga en “The Man With the Golden Gun”.


Tuvo un nuevo repunte en la cultura pop del nuevo milenio cuando le dio vida al Conde Dooku en el Episodio II de “Star Wars”, pero sobre todo cuando encarnó al poderoso mago Saruman en las adaptaciones fílmicas de los libros de Tolkien que a él tanto le gustaban. Muchos lo recordaremos al final por ese papel, pues una de sus últimas películas fue justamente la final en la trilogía de “The Hobbit”


Así era Sir Christopher Frank Carandini Lee, el actor, el hombre, la leyenda…

Hoy nos enteramos de su fallecimiento a la edad de 93 años. Un gran artista que siempre hizo lo que más le gustaba hasta el final.


Descanse en Paz, Christopher Lee
(1922-2015)

https://youtu.be/Qo53qPjkGPg

sábado, 6 de junio de 2015

Game of Thrones: Reseña Episodio 48

"Hardhome" fue el episodio de "Game of Thrones" que todos habíamos estado esperando desde el inicio de la serie. Una emocionante sorpresa que nos puso al borde de nuestros asientos a todos los fanáticos por igual. "La Larga Noche se acerca y la muerte viene con ella." ¡Qué impresionante final de capítulo! Pero antes de llegar allí, repasemos lo que sucedió en los Siete Reinos y las tierras de Essos.

El muy esperado encuentro entre Daenerys Targaryen y Tyrion Lannister abrió este episodio. El Gnomo y Ser Jorah Mormont fueron llevados ante la Khaleesi en su salón del trono de la Gran Pirámide de Meereen. La Madre de Dragones cuestiona de inmediato por qué no debe cortarles la cabeza a ambos, principalmente a un Lannister. Pero Tyrion sabe presentarse como el mayor asesino de Lannisters en los Siete Reinos: después de todo, mató a su madre cuando nació y a su padre de un saetazo en el corazón. Dany cuestiona por qué debe aceptar la oferta de Tyrion de ser su consejero cuando tiene un poderoso ejército. Pero el Gnomo responde que para gobernar se necesita mucho más que violencia. Finalmente Dany pone a prueba a Tyrion pidiéndole que le aconseje qué hacer con Ser Jorah Mormont. Él intercede para que la Khaleesi le perdone la vida. Después de todo, lo que Jorah ha hecho ha sido por devoción a ella. Y un monarca que mata a quienes le son devotos, no inspira devoción. Sin embargo, es claro que Ser Jorah no confesó su traición cuando debió hacerlo y por ello no puede permanecer al lado de Daenerys. Como resultado del consejo de Tyrion, Dany ordena que Ser Jorah sea expulsado nuevamente de la ciudad.


El viejo guerrero cumple la orden sin protestar, pues ahora que está aquejado por la psoriagrís sabe que lo mejor es no estar cerca de los que quiere. Sin ningún lugar a dónde ir ni mucho por qué vivir, Ser Jorah regresa donde el comerciante de esclavos que lo había comprado y se vende de nuevo como peleador para los fosos de lucha. Ya no le importa ser un hombre libre o un esclavo con tal de que se le permita hacer lo único que ahora desea: luchar en nombre de Dany durante los Grandes Juegos.


Tyrion y Daenerys prosiguen su charla en una sala más confortable, con una copa de vino en la mano (para gran felicidad del Gnomo). Puesto que aún tiene su cabeza sobre los hombros, Tyrion comienza a mostrarse más confiado en su conversación, durante la cual compara las familias de ambos y se define a sí mismo y a Dany como "hijos terribles de padres terribles". Incluso Lord Varys aparece en la conversación cuando Tyrion intercede en su favor. Dany le recrimina al eunuco el haber liderado la cacería del Rey Robert Baratheon contra ella y su difunto hermano Viserys, pero Tyrion sabiamente le dice que fue también gracias a Varys que dicha cacería fracasó. Por fin Dany da el gran paso que todos estábamos esperando y nombra a Tyrion como su nuevo consejero. El Gnomo entonces le aconseja olvidar el Trono de Hierro, quedarse en Meereen y gobernar el reino que ha conquistado. Pero la Khaleesi le recuerda que aquel no es su hogar. Tyrion le advierte que ella no obtendrá el apoyo de las grandes familias del Poniente. Pero Daenerys no las necesita: su misión no es controlar el actual sistema de poder, sino destruirlo. Estos son los grandes diálogos que muchos deseábamos ver en pantalla entre dos grandes personajes de la serie. Algo que se adelanta así a lo que quizás lleguemos a leer en los libros.


Aún en Essos, pero en la ciudad de Braavos, Arya Stark inició su entrenamiento para ser parte de los Hombres Sin Rostro adoptando una nueva identidad: la de Lanna, una huérfana que vende ostras y otros productos del mar por los muelles de la ciudad, llevando su carretillo de un lugar a otro. Mediante este disfraz, Arya mira lo que pasa en las calles de Braavos y se lo hace saber a Jaqen H´ghar, quien siempre está listo para detectar cualquier pequeña mentira que la niña trata de meter en su relato para engañarlo. Jaqen le ordena ir al Muelle del Trapero y poner mucha atención a lo que pueda ver. Es allí donde Arya conoce al Hombre Flaco: un comerciante inescrupuloso que hace dinero con las indemnizaciones que deberían recibir las viudas y los huérfanos de los capitanes mercantes que se pierden en el mar. Jaqen le hace saber a Arya que ese es justamente su primer blanco, pues una viuda así se lo ha solicitado al Dios de Muchos Rostros. Arya toma el veneno que le entrega su mentor y se marcha para llevar a cabo su primer asesinato. La Niña Silenciosa se muestra recelosa de que Arya lo logre, pero Jaqen le aclara que al Dios de Muchos Rostros aquello no le importa. Como lector de los libros esta es una parte de la historia de Arya que me encanta, aunque en el texto tiene un desarrollo más largo y la niña no se hace llamar Lanna, sino Gata de los Canales.


Al otro lado del Mar Estrecho, en Desembarco del Rey, Cersei Lannister aprende la realidad de la dura vida en prisión, mientras todos los días una Septa visita su celda para ofrecerle agua con la única condición de que confiese sus crímenes. Pero cuando la reina se niega o lanza amenazas, la Septa usa el cucharón para golpearla. El único que la visita es Qyburn, quien le informa que parte de los cargos de los que se le acusa son fornicación, incesto y el asesinato del Rey Robert Baratheon. El maestre sin cadena también le dice que el Rey Tommen se niega a comer y permanece encerrado en su habitación, muy afectado por el encarcelamiento de su esposa y su madre. La cereza en el pastel para las miserias de Cersei es que el Maestre Pycelle ha mandado a llamar a Ser Kevan Lannister para que regrese de Roca Casterly y sea la nueva Mano del Rey. Para Qyburn solo hay una única salida, pero Cersei se muestra aún demasiado orgullosa para permitirse confesar sus crímenes ante el Gorrión Supremo, quien tiene tanto poder solo porque ella se lo dio. Qyburn se marcha y la tortura para Cersei continúa. En una escena impactante que nos muestra qué tanto ha caído la Reina Madre, quien fuera alguna vez la mujer más poderosa del Poniente termina lamiendo el agua del piso de su celda. Y que los Siete nos perdonen, pero no creo que muchos se hayan sentido mal por ella.


Otra que no lo está pasando muy bien es Sansa, quien sigue encerrada en sus habitaciones de Invernalia, aunque ahora posiblemente con más vigilancia. Cuando Hediondo llega a dejarle la comida, la chica le reclama el haberla delatado con Ramsay. Theon se defiende tratando de explicarle que no hay escape de los Bolton y que si ella lo hubiese intentado, algo terrible le habría pasado. Incluso le cuenta de su propio intento de escape que terminó en el recrudecimiento de las torturas que recibía. Y es aquí cuando Sansa se muestra fría y dura con Theon al asegurar que ella misma le haría lo mismo que Ramsay le hizo si fuese posible. Después de todo, es por él que ella ya no tiene familia. El odio que Sansa le muestra hace que Hediondo ya no pueda más con la culpa y tiene el desliz de mencionar que no mató a Bran y Rickon. De inmediato Sansa lo arrincona y logra sonsacarle la verdad sobre sus pequeños hermanos. La revelación de que estos están aún vivos en algún lugar parece avivar nuevamente la esperanza en la mirada de Sansa. ¿Será que la nueva misión de la chica es ir en su búsqueda?


Mientras tanto, los Bolton preparan sus planes contra la inminente llegada del ejército de Stannis. Lord Roose sostiene que la mejor estrategia es atrincherarse en Invernalia con suficientes reservas de comida y agua y dejar que el invierno se encargue de sus enemigos. Pero para el siempre belicoso Ramsay, esconderse no es un plan aceptable, por lo que le pide a su padre 20 hombres para hacerse cargo de Stannis Baratheon.

Más al norte, en el Castillo Negro, Gilly cuida de un muy apaleado Sam. La salvaje está preocupada por el destino de ambos en el Muro. Olly aparece entonces y le pide a Sam poder hablar a solas. El chico se muestra muy contrariado por la decisión de Jon Nieve de aliarse a los Salvajes y le recuerda a Sam que ellos atacaron su aldea y masacraron a su familia, liderados justamente por Tormund Matagigantes. Sam comprende los sentimientos de Olly, pero trata de explicarle que aquella alianza es necesaria si desean sobrevivir a los Caminantes Blancos y sus ejércitos de muertos. Una explicación que no parece convencer al joven escudero.


Y es aquí cuando llegamos al gran evento del capítulo y que le da su nombre. Los barcos de Stannis guiados por la Guardia de la Noche llegan hasta la costa de Casa Austera, donde se ha refugiado un gran remanente del Pueblo Libre. Jon Nieve desembarca con un pequeño grupo entre los que van Edd el Penas y Tormund Matagigantes. Pronto se ven rodeados por salvajes que ven con gran recelo al grupo de "Cuervos". Entre los líderes del Pueblo Libre aparece ni más ni menos que el Señor de los Huesos, Casaca de Matraca, quien se mofa del hecho de que Tormund regresara como prisionero de Jon cuando la última vez que los vio era al revés. Cuando Tormund aclara que no es un prisionero sino un aliado, Casaca de Matraca comienza a insultarlo. El enorme salvaje le arrebata entonces una maza y lo mata a golpes, tras lo cual exige reunirse a dialogar con los otros líderes. Todos escuchan los argumentos de Tormund y Jon para pactar la paz y trasladarse al sur del Muro, donde podrán defenderse mejor de los Caminantes Blancos. Incluso Jon ha llevado puntas de vidriagón como regalo. No todos están de acuerdo y la muerte de Mance Rayder llega a amenazar en un momento todo el diálogo. Pero Tormund sale en defensa de Jon y logra el apoyo de la salvaje Karsi y el gigante Wun Wun. Hacia el final de la negociación, varios líderes tribales deciden viajar al sur, pero otros, liderados por los Thenn, se niegan a confiar en los "Cuervos".


Así comienza la lenta evacuación de miles de salvajes de Casa Austera, iniciando con las mujeres y los niños que son trasladados en bote hasta los barcos... Y es entonces cuando ocurre. La primera advertencia es el ladrido de los perros, seguido por vientos helados que comienzan a soplar desde el norte. En el horizonte se logra divisar lo que parece una gigantesca tormenta de nieve que desciende desde las montañas hacia las costas. El temor se apodera de los miles que están fuera de las barricadas defensivas de Casa Austera y que corren para encontrar refugio adentro. Sabiendo lo que se acerca, el líder de los Thenn ordena cerrar las puertas y tomar posiciones defensivas. Miles de hombres, mujeres y niños quedan fuera, gritando de terror, golpeando las murallas de madera y suplicando que les abran. Pronto la tormenta llega hasta Casa Austera y lo que hasta ese momento era un caos de gritos de terror se convierte en silencio total. Segundos después comienza el ataque de los muertos vivientes. Cientos huyen hacia el mar, tratando de alcanzar los botes para ponerse a salvo. La Guardia de la Noche lucha para contener a la multitud... Pero ya es demasiado tarde. Los muertos saltan sobre las murallas o se cuelan por debajo de ellas. La de Casa Austera no es una batalla como las que hemos visto antes en la serie: es la lucha desesperada de miles de personas por sobrevivir. Nunca antes en "Game of Thrones" habíamos presenciado un despliegue tan ambicioso de efectos especiales. Toda la secuencia de alrededor de 20 minutos es intensa y angustiante.


Sobre el risco que domina el lugar, pronto aparecen cuatro figuras a caballo: los Caminantes Blancos, liderados por el propio Rey de la Noche. Al verlos, Jon corre hacia la cabaña principal acompañado por el jefe de los Thenn: el vidriagón que dejaron allí es su única esperanza. Pero adentro ya hay un Caminante. El Thenn trata de detenerlo, pero la criatura hace añicos su hacha como si fuese de hielo y después lo mata. Luego va por Jon, quien no logra recuperar el vidriagón a tiempo. El enfrentamiento entre ambos es aterrador. Todo golpe que lanza el Lord Comandante parece inútil. Tras perder su espada Garra, Jon se arma con una espada que encuentra entre los escombros. Pero esta se hace trizas de la misma forma que el hacha. Finalmente y tras una buena paliza, Jon Nieve consigue recuperar a Garra mientras el Caminante viene tras él, levanta su lanza, dejar caer el golpe... ¡Y Garra resiste! La emoción aflora en todos los fanáticos mientras descubrimos el poder de las espadas de Acero Valyrio. Incluso el Caminante Blanco se muestra confundido. Y entonces, de un solo golpe, Jon Nieve, el Bastardo de Invernalia y Lord Comandante de la Guardia de la Noche, hace trizas a la criatura. ¿Quién no dejó escapar un grito de júbilo en ese momento? Desde lo alto del risco, el Rey de la Noche mira a quien ahora reconoce como su verdadero rival. ¡Grande, Jon Nieve!


Pero la lucha continúa y los vivos llevan las de perder. Un grupo de niños muertos caen sobre una asolada Karsi, quien muere gritando de terror y desesperación. Edd el Penas logra poner en pie a Jon y le hace ver la triste realidad: Casa Austera se ha perdido; ahora solo queda escapar y sobrevivir. Una nueva oleada de muertos se lanza desde las alturas del risco. La empalizada de madera cede y se viene abajo. Los pocos sobrevivientes corren hacia los últimos botes. El gigante Wun Wun utiliza una enorme viga en llamas para cubrir la retirada, Luego se lanza al mar para escapar también. Desde el último bote Jon Nieve mira a los muertos caer sobre los pocos vivos que aún luchan por sus vidas. El aire se llena de alaridos de terror y dolor. Y en medio de todo, el Rey de la Noche avanza hasta quedar a la vista de Jon. Ambos comandantes se miran fijamente. Como si con ello recalcara su victoria, el Caminante Blanco levanta ambos brazos... ¡y de pronto todos los que han perdido su vida en la batalla se ponen de pie como nuevos soldados del ejército de la muerte! Un nudo se nos hace en la garganta mientras reconocemos en la mirada de Jon la derrota de la vida ante una muerte imparable. ¡¿Cómo se puede vencer semejante poder?! Lo que sigue, después del escándalo de la batalla, es un silencio tan profundo que resulta aterrador...


"Hardhome" es sin ninguna duda el mejor episodio hasta la fecha de "Game of Thrones". Olvídense del Trono de Hierro o de las luchas entre las grandes casas. Hemos visto el verdadero peligro y ya todo lo demás nos parecerá trivial. Será difícil competir con tanta emoción como la que tuvimos en este capítulo, pero hay que recordar que este tan sólo es el octavo de la temporada y tradicionalmente el noveno siempre ha sido el mejor. ¿Se romperá la tradición o de verdad los productores podrán superar la Masacre de Casa Austera? He aquí el avance de "The Dance of Dragons":

https://youtu.be/gfaS_YB9eCc