sábado, 6 de junio de 2015

Game of Thrones: Reseña Episodio 48

"Hardhome" fue el episodio de "Game of Thrones" que todos habíamos estado esperando desde el inicio de la serie. Una emocionante sorpresa que nos puso al borde de nuestros asientos a todos los fanáticos por igual. "La Larga Noche se acerca y la muerte viene con ella." ¡Qué impresionante final de capítulo! Pero antes de llegar allí, repasemos lo que sucedió en los Siete Reinos y las tierras de Essos.

El muy esperado encuentro entre Daenerys Targaryen y Tyrion Lannister abrió este episodio. El Gnomo y Ser Jorah Mormont fueron llevados ante la Khaleesi en su salón del trono de la Gran Pirámide de Meereen. La Madre de Dragones cuestiona de inmediato por qué no debe cortarles la cabeza a ambos, principalmente a un Lannister. Pero Tyrion sabe presentarse como el mayor asesino de Lannisters en los Siete Reinos: después de todo, mató a su madre cuando nació y a su padre de un saetazo en el corazón. Dany cuestiona por qué debe aceptar la oferta de Tyrion de ser su consejero cuando tiene un poderoso ejército. Pero el Gnomo responde que para gobernar se necesita mucho más que violencia. Finalmente Dany pone a prueba a Tyrion pidiéndole que le aconseje qué hacer con Ser Jorah Mormont. Él intercede para que la Khaleesi le perdone la vida. Después de todo, lo que Jorah ha hecho ha sido por devoción a ella. Y un monarca que mata a quienes le son devotos, no inspira devoción. Sin embargo, es claro que Ser Jorah no confesó su traición cuando debió hacerlo y por ello no puede permanecer al lado de Daenerys. Como resultado del consejo de Tyrion, Dany ordena que Ser Jorah sea expulsado nuevamente de la ciudad.


El viejo guerrero cumple la orden sin protestar, pues ahora que está aquejado por la psoriagrís sabe que lo mejor es no estar cerca de los que quiere. Sin ningún lugar a dónde ir ni mucho por qué vivir, Ser Jorah regresa donde el comerciante de esclavos que lo había comprado y se vende de nuevo como peleador para los fosos de lucha. Ya no le importa ser un hombre libre o un esclavo con tal de que se le permita hacer lo único que ahora desea: luchar en nombre de Dany durante los Grandes Juegos.


Tyrion y Daenerys prosiguen su charla en una sala más confortable, con una copa de vino en la mano (para gran felicidad del Gnomo). Puesto que aún tiene su cabeza sobre los hombros, Tyrion comienza a mostrarse más confiado en su conversación, durante la cual compara las familias de ambos y se define a sí mismo y a Dany como "hijos terribles de padres terribles". Incluso Lord Varys aparece en la conversación cuando Tyrion intercede en su favor. Dany le recrimina al eunuco el haber liderado la cacería del Rey Robert Baratheon contra ella y su difunto hermano Viserys, pero Tyrion sabiamente le dice que fue también gracias a Varys que dicha cacería fracasó. Por fin Dany da el gran paso que todos estábamos esperando y nombra a Tyrion como su nuevo consejero. El Gnomo entonces le aconseja olvidar el Trono de Hierro, quedarse en Meereen y gobernar el reino que ha conquistado. Pero la Khaleesi le recuerda que aquel no es su hogar. Tyrion le advierte que ella no obtendrá el apoyo de las grandes familias del Poniente. Pero Daenerys no las necesita: su misión no es controlar el actual sistema de poder, sino destruirlo. Estos son los grandes diálogos que muchos deseábamos ver en pantalla entre dos grandes personajes de la serie. Algo que se adelanta así a lo que quizás lleguemos a leer en los libros.


Aún en Essos, pero en la ciudad de Braavos, Arya Stark inició su entrenamiento para ser parte de los Hombres Sin Rostro adoptando una nueva identidad: la de Lanna, una huérfana que vende ostras y otros productos del mar por los muelles de la ciudad, llevando su carretillo de un lugar a otro. Mediante este disfraz, Arya mira lo que pasa en las calles de Braavos y se lo hace saber a Jaqen H´ghar, quien siempre está listo para detectar cualquier pequeña mentira que la niña trata de meter en su relato para engañarlo. Jaqen le ordena ir al Muelle del Trapero y poner mucha atención a lo que pueda ver. Es allí donde Arya conoce al Hombre Flaco: un comerciante inescrupuloso que hace dinero con las indemnizaciones que deberían recibir las viudas y los huérfanos de los capitanes mercantes que se pierden en el mar. Jaqen le hace saber a Arya que ese es justamente su primer blanco, pues una viuda así se lo ha solicitado al Dios de Muchos Rostros. Arya toma el veneno que le entrega su mentor y se marcha para llevar a cabo su primer asesinato. La Niña Silenciosa se muestra recelosa de que Arya lo logre, pero Jaqen le aclara que al Dios de Muchos Rostros aquello no le importa. Como lector de los libros esta es una parte de la historia de Arya que me encanta, aunque en el texto tiene un desarrollo más largo y la niña no se hace llamar Lanna, sino Gata de los Canales.


Al otro lado del Mar Estrecho, en Desembarco del Rey, Cersei Lannister aprende la realidad de la dura vida en prisión, mientras todos los días una Septa visita su celda para ofrecerle agua con la única condición de que confiese sus crímenes. Pero cuando la reina se niega o lanza amenazas, la Septa usa el cucharón para golpearla. El único que la visita es Qyburn, quien le informa que parte de los cargos de los que se le acusa son fornicación, incesto y el asesinato del Rey Robert Baratheon. El maestre sin cadena también le dice que el Rey Tommen se niega a comer y permanece encerrado en su habitación, muy afectado por el encarcelamiento de su esposa y su madre. La cereza en el pastel para las miserias de Cersei es que el Maestre Pycelle ha mandado a llamar a Ser Kevan Lannister para que regrese de Roca Casterly y sea la nueva Mano del Rey. Para Qyburn solo hay una única salida, pero Cersei se muestra aún demasiado orgullosa para permitirse confesar sus crímenes ante el Gorrión Supremo, quien tiene tanto poder solo porque ella se lo dio. Qyburn se marcha y la tortura para Cersei continúa. En una escena impactante que nos muestra qué tanto ha caído la Reina Madre, quien fuera alguna vez la mujer más poderosa del Poniente termina lamiendo el agua del piso de su celda. Y que los Siete nos perdonen, pero no creo que muchos se hayan sentido mal por ella.


Otra que no lo está pasando muy bien es Sansa, quien sigue encerrada en sus habitaciones de Invernalia, aunque ahora posiblemente con más vigilancia. Cuando Hediondo llega a dejarle la comida, la chica le reclama el haberla delatado con Ramsay. Theon se defiende tratando de explicarle que no hay escape de los Bolton y que si ella lo hubiese intentado, algo terrible le habría pasado. Incluso le cuenta de su propio intento de escape que terminó en el recrudecimiento de las torturas que recibía. Y es aquí cuando Sansa se muestra fría y dura con Theon al asegurar que ella misma le haría lo mismo que Ramsay le hizo si fuese posible. Después de todo, es por él que ella ya no tiene familia. El odio que Sansa le muestra hace que Hediondo ya no pueda más con la culpa y tiene el desliz de mencionar que no mató a Bran y Rickon. De inmediato Sansa lo arrincona y logra sonsacarle la verdad sobre sus pequeños hermanos. La revelación de que estos están aún vivos en algún lugar parece avivar nuevamente la esperanza en la mirada de Sansa. ¿Será que la nueva misión de la chica es ir en su búsqueda?


Mientras tanto, los Bolton preparan sus planes contra la inminente llegada del ejército de Stannis. Lord Roose sostiene que la mejor estrategia es atrincherarse en Invernalia con suficientes reservas de comida y agua y dejar que el invierno se encargue de sus enemigos. Pero para el siempre belicoso Ramsay, esconderse no es un plan aceptable, por lo que le pide a su padre 20 hombres para hacerse cargo de Stannis Baratheon.

Más al norte, en el Castillo Negro, Gilly cuida de un muy apaleado Sam. La salvaje está preocupada por el destino de ambos en el Muro. Olly aparece entonces y le pide a Sam poder hablar a solas. El chico se muestra muy contrariado por la decisión de Jon Nieve de aliarse a los Salvajes y le recuerda a Sam que ellos atacaron su aldea y masacraron a su familia, liderados justamente por Tormund Matagigantes. Sam comprende los sentimientos de Olly, pero trata de explicarle que aquella alianza es necesaria si desean sobrevivir a los Caminantes Blancos y sus ejércitos de muertos. Una explicación que no parece convencer al joven escudero.


Y es aquí cuando llegamos al gran evento del capítulo y que le da su nombre. Los barcos de Stannis guiados por la Guardia de la Noche llegan hasta la costa de Casa Austera, donde se ha refugiado un gran remanente del Pueblo Libre. Jon Nieve desembarca con un pequeño grupo entre los que van Edd el Penas y Tormund Matagigantes. Pronto se ven rodeados por salvajes que ven con gran recelo al grupo de "Cuervos". Entre los líderes del Pueblo Libre aparece ni más ni menos que el Señor de los Huesos, Casaca de Matraca, quien se mofa del hecho de que Tormund regresara como prisionero de Jon cuando la última vez que los vio era al revés. Cuando Tormund aclara que no es un prisionero sino un aliado, Casaca de Matraca comienza a insultarlo. El enorme salvaje le arrebata entonces una maza y lo mata a golpes, tras lo cual exige reunirse a dialogar con los otros líderes. Todos escuchan los argumentos de Tormund y Jon para pactar la paz y trasladarse al sur del Muro, donde podrán defenderse mejor de los Caminantes Blancos. Incluso Jon ha llevado puntas de vidriagón como regalo. No todos están de acuerdo y la muerte de Mance Rayder llega a amenazar en un momento todo el diálogo. Pero Tormund sale en defensa de Jon y logra el apoyo de la salvaje Karsi y el gigante Wun Wun. Hacia el final de la negociación, varios líderes tribales deciden viajar al sur, pero otros, liderados por los Thenn, se niegan a confiar en los "Cuervos".


Así comienza la lenta evacuación de miles de salvajes de Casa Austera, iniciando con las mujeres y los niños que son trasladados en bote hasta los barcos... Y es entonces cuando ocurre. La primera advertencia es el ladrido de los perros, seguido por vientos helados que comienzan a soplar desde el norte. En el horizonte se logra divisar lo que parece una gigantesca tormenta de nieve que desciende desde las montañas hacia las costas. El temor se apodera de los miles que están fuera de las barricadas defensivas de Casa Austera y que corren para encontrar refugio adentro. Sabiendo lo que se acerca, el líder de los Thenn ordena cerrar las puertas y tomar posiciones defensivas. Miles de hombres, mujeres y niños quedan fuera, gritando de terror, golpeando las murallas de madera y suplicando que les abran. Pronto la tormenta llega hasta Casa Austera y lo que hasta ese momento era un caos de gritos de terror se convierte en silencio total. Segundos después comienza el ataque de los muertos vivientes. Cientos huyen hacia el mar, tratando de alcanzar los botes para ponerse a salvo. La Guardia de la Noche lucha para contener a la multitud... Pero ya es demasiado tarde. Los muertos saltan sobre las murallas o se cuelan por debajo de ellas. La de Casa Austera no es una batalla como las que hemos visto antes en la serie: es la lucha desesperada de miles de personas por sobrevivir. Nunca antes en "Game of Thrones" habíamos presenciado un despliegue tan ambicioso de efectos especiales. Toda la secuencia de alrededor de 20 minutos es intensa y angustiante.


Sobre el risco que domina el lugar, pronto aparecen cuatro figuras a caballo: los Caminantes Blancos, liderados por el propio Rey de la Noche. Al verlos, Jon corre hacia la cabaña principal acompañado por el jefe de los Thenn: el vidriagón que dejaron allí es su única esperanza. Pero adentro ya hay un Caminante. El Thenn trata de detenerlo, pero la criatura hace añicos su hacha como si fuese de hielo y después lo mata. Luego va por Jon, quien no logra recuperar el vidriagón a tiempo. El enfrentamiento entre ambos es aterrador. Todo golpe que lanza el Lord Comandante parece inútil. Tras perder su espada Garra, Jon se arma con una espada que encuentra entre los escombros. Pero esta se hace trizas de la misma forma que el hacha. Finalmente y tras una buena paliza, Jon Nieve consigue recuperar a Garra mientras el Caminante viene tras él, levanta su lanza, dejar caer el golpe... ¡Y Garra resiste! La emoción aflora en todos los fanáticos mientras descubrimos el poder de las espadas de Acero Valyrio. Incluso el Caminante Blanco se muestra confundido. Y entonces, de un solo golpe, Jon Nieve, el Bastardo de Invernalia y Lord Comandante de la Guardia de la Noche, hace trizas a la criatura. ¿Quién no dejó escapar un grito de júbilo en ese momento? Desde lo alto del risco, el Rey de la Noche mira a quien ahora reconoce como su verdadero rival. ¡Grande, Jon Nieve!


Pero la lucha continúa y los vivos llevan las de perder. Un grupo de niños muertos caen sobre una asolada Karsi, quien muere gritando de terror y desesperación. Edd el Penas logra poner en pie a Jon y le hace ver la triste realidad: Casa Austera se ha perdido; ahora solo queda escapar y sobrevivir. Una nueva oleada de muertos se lanza desde las alturas del risco. La empalizada de madera cede y se viene abajo. Los pocos sobrevivientes corren hacia los últimos botes. El gigante Wun Wun utiliza una enorme viga en llamas para cubrir la retirada, Luego se lanza al mar para escapar también. Desde el último bote Jon Nieve mira a los muertos caer sobre los pocos vivos que aún luchan por sus vidas. El aire se llena de alaridos de terror y dolor. Y en medio de todo, el Rey de la Noche avanza hasta quedar a la vista de Jon. Ambos comandantes se miran fijamente. Como si con ello recalcara su victoria, el Caminante Blanco levanta ambos brazos... ¡y de pronto todos los que han perdido su vida en la batalla se ponen de pie como nuevos soldados del ejército de la muerte! Un nudo se nos hace en la garganta mientras reconocemos en la mirada de Jon la derrota de la vida ante una muerte imparable. ¡¿Cómo se puede vencer semejante poder?! Lo que sigue, después del escándalo de la batalla, es un silencio tan profundo que resulta aterrador...


"Hardhome" es sin ninguna duda el mejor episodio hasta la fecha de "Game of Thrones". Olvídense del Trono de Hierro o de las luchas entre las grandes casas. Hemos visto el verdadero peligro y ya todo lo demás nos parecerá trivial. Será difícil competir con tanta emoción como la que tuvimos en este capítulo, pero hay que recordar que este tan sólo es el octavo de la temporada y tradicionalmente el noveno siempre ha sido el mejor. ¿Se romperá la tradición o de verdad los productores podrán superar la Masacre de Casa Austera? He aquí el avance de "The Dance of Dragons":

https://youtu.be/gfaS_YB9eCc

No hay comentarios: